Aditivos nutricionales en alimentos y piensos: visión general

Autor
Joanna Sikorska
25.01.2023
8 min de lectura
Aditivos nutricionales en alimentos y piensos: visión general
Resumen
Índice
  • Los aditivos nutricionales son muy importantes para que el organismo funcione correctamente.
  • Tienen funciones constructoras, energéticas y reguladoras.
  • Los aditivos nutricionales incluyen vitaminas, minerales, proteínas o aminoácidos.
  • Son importantes para la producción de alimentos y piensos.

Los aditivos alimentarios suelen utilizarse para mejorar el aspecto de los alimentos, mantenerlos frescos más tiempo o darles la textura deseada. Se trata de aditivos funcionales. Pero también hay aditivos nutricionales que desempeñan un papel importante en la producción de alimentos y piensos. Siga leyendo para aprender todo lo que necesita saber sobre los aditivos nutricionales. Le ofrecemos una visión completa.

Aditivos nutricionales

Los aditivos nutricionales son muy importantes para la nutrición del organismo. Son cruciales para la reproducción, la buena salud y el crecimiento. El cuerpo humano no es capaz de suministrarse a sí mismo todos los elementos que necesita para su funcionamiento. Por lo tanto, debemos tomar algunos de ellos con la comida. Los aditivos nutricionales también se utilizan cuando los nutrientes se pierden o degradan durante la producción. Pueden encontrarse en la naturaleza, por ejemplo extraídos de las plantas, pero también se producen sintéticamente.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen ingredientes nutricionales y aditivos nutricionales. Los ingredientes nutricionales son, en general, cualquier sustancia que un organismo necesita para sobrevivir, crecer y reproducirse, mientras que los aditivos nutricionales se añaden específicamente para alcanzar objetivos nutricionales. La clasificación más básica de los ingredientes nutricionales consiste simplemente en dividirlos en las siguientes categorías: hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas, minerales y agua. Los aditivos nutricionales, por su parte, son principalmente: proteínas, vitaminas, aminoácidos y minerales.

Funciones de los aditivos nutricionales

Como su nombre indica, los aditivos nutricionales tienen beneficios tanto nutricionales como para el bienestar. Su función principal es construir tejidos, proporcionar energía y regular los procesos corporales. Así, podemos distinguir

  • función constructora – estos aditivos ayudan a la formación y regeneración de células, tejidos, órganos; tales aditivos son, por ejemplo, proteínas o minerales,
  • función energética – se refiere a las transformaciones bioquímicas que tienen lugar en el organismo; por ejemplo, las grasas tienen función energética,
  • función reguladora – se refiere al suministro de la energía necesaria para el funcionamiento del organismo; tales sustancias reguladoras son las vitaminas y los minerales.

Tipos de aditivos nutricionales

Vitaminas

Las vitaminas son compuestos químicos orgánicos absolutamente necesarios para el buen funcionamiento de un organismo vivo. Pueden ser de origen natural u obtenidas sintéticamente. Las vitaminas son exógenas, lo que significa que el organismo no las sintetiza o no lo hace suficientemente, por lo que deben ser aportadas con la alimentación.

Cada vitamina tiene una estructura y una funcionalidad diferentes. En función de su solubilidad, se dividen en dos grupos: vitaminas liposolubles (es decir, las vitaminas A, D, E y K) y vitaminas hidrosolubles (es decir, las vitaminas B y C).

Las vitaminas aportan numerosos beneficios para la salud e intervienen en diversos procesos. Por ejemplo, refuerzan el sistema inmunitario, previenen o retrasan ciertos tipos de cáncer, fortalecen los dientes y los huesos, favorecen la absorción del calcio, mantienen la piel sana y contribuyen al buen funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso.

Minerales

Los minerales, al igual que las vitaminas, son elementos químicos exógenos esenciales para el ser humano. Se distingue entre macronutrientes, necesarios en grandes cantidades, que incluyen magnesio, sodio, potasio, calcio, fósforo, cloro y azufre, y elementos que se presentan en forma de trazas, llamados oligoelementos, necesarios en pequeñas cantidades, estos son: hierro, zinc, yodo, flúor, cobre y selenio.

Entre otras cosas, los Minerales ayudan a mantener la piel, el cabello y las uñas sanos, mejoran la salud ósea, favorecen el sistema inmunitario y la tensión arterial normal.

Los minerales colaboran estrechamente con las vitaminas. Existe una estrecha relación entre ellos: pueden favorecer la absorción de otros, por ejemplo, la vitamina C favorece la absorción del magnesio. También pueden trabajar juntos para afectar a determinados procesos u órganos, por ejemplo, la vitamina B1 y el magnesio trabajan juntos para ayudar al buen funcionamiento del corazón.

Proteínas

Las proteínas también son nutrientes esenciales para el cuerpo humano: son uno de los componentes básicos de los tejidos corporales. Las proteínas están formadas por aminoácidos unidos por enlaces peptídicos. Se encuentran en productos de origen animal, pero también hay proteínas de origen vegetal.

Las proteínas desempeñan diversas funciones. Permiten el crecimiento y el desarrollo de los músculos, los huesos, el cabello y la piel, forman anticuerpos esenciales para la inmunidad, forman parte de las hormonas que regulan muchos procesos del cuerpo humano, forman la hemoglobina y también pueden ser una fuente de energía.

Aminoácidos

Los aminoácidos, como ya se ha mencionado, forman las proteínas. Existen Aminoácidos endógenos, es decir, aquellos que se sintetizan en el organismo y cuyas necesidades pueden satisfacerse completamente de esta forma. Entre ellos se encuentran la alanina, la asparagina, la glicina, el ácido glutámico o la serina. En cambio, los aminoácidos exógenos deben suministrarse desde el exterior, junto con los alimentos. Son, por ejemplo Lisina, Treonina, Leucina, valina o Triptófano.

Los aminoácidos no sólo construyen proteínas. También intervienen en la producción de hormonas, afectan al buen funcionamiento del hígado y del sistema nervioso central, favorecen la regeneración de la piel dañada, los músculos y otras células corporales, y también sirven como fuente de energía para las personas físicamente activas.

Nutritional Additives

 

Ejemplos más populares de aditivos nutricionales

Vitamina C (ácido ascórbico) – como aditivo, se conoce como E300. En los alimentos, suele utilizarse como aditivo funcional, antioxidante, pero también desempeña diversas funciones en el buen funcionamiento del cuerpo humano. La vitamina C acelera la cicatrización de heridas, fortalece y cierra los vasos sanguíneos, retrasa el envejecimiento de la piel y regula la producción de colágeno. En la alimentación animal, por ejemplo, se utiliza para reducir el estrés de los animales.

Óxido de magnesio: es una sal inorgánica de magnesio compuesta por magnesio y oxígeno. Se encuentra en la naturaleza en forma de periclasa mineral, pero también se obtiene sintéticamente. Su ausencia o deficiencia en la dieta del ganado puede causar tetania del pasto y otros trastornos, y también se utiliza para reducir el estrés en los animales.

Proteína de patata – se obtiene limpiando, cocinando al vapor y pelando las patatas. A continuación, se extrae el almidón con ayuda de agua, lo que da lugar a una papilla llena de proteínas, que se trata con ácido y después se seca y se transforma en polvo. Es uno de los ingredientes más importantes en la alimentación animal: aumenta el crecimiento de la masa muscular.

Leucina – se presenta como ingrediente en suplementos dietéticos, normalmente para culturistas y personas que quieren reducir su peso. En la alimentación animal es importante para personas con bajo peso al nacer.

Aditivos nutricionales en los alimentos

Como ya se ha mencionado, algunos aditivos nutricionales no son sintetizados por el organismo, o no lo suficiente, por lo que deben tomarse con los alimentos. Ayudan al organismo a funcionar correctamente y permiten o mejoran todos los procesos necesarios. Los aditivos nutricionales se añaden a estos productos, tanto si se producen de forma natural como si no, para prevenir o corregir deficiencias de nutrientes.

Por ejemplo, las vitaminas A y D se añaden a la margarina, o la vitamina C a los zumos. Las vitaminas B, el ácido fólico, el calcio y el hierro se añaden a los productos de confitería.

Aditivos nutricionales en los piensos

Hay muchos aditivos nutricionales que se añaden a los piensos en función de las necesidades. Por ejemplo, cuando los criadores necesitan aumentar la masa de sus animales, añaden proteína de patata o lisina. La metionina, por ejemplo, también refuerza el sistema inmunitario de los animales. Y cuando es necesario reducir el estrés de los animales, se añade óxido de magnesio a las premezclas.

¿Por qué Foodcom?

Nuestro gran equipo de apoyo a las ventas ayudará a nuestros comerciantes a llevar a cabo los contratos y acuerdos comerciales de una manera fluida y eficiente para garantizar la mejor calidad de servicio a todos nuestros socios comerciales. Nuestro equipo de logística se encargará del transporte y el departamento financiero será responsable de todos los asuntos relacionados con la parte financiera del acuerdo. No lo dude. Póngase en contacto con nosotros.

Más información «Ácido Ascórbico (Vitamina C)»
Ascorbic Acid
3600 EUR
1.41%

Suscríbase a nuestra Newsletter para saber más sobre nuestros productos