La lisina y sus aplicaciones en nutrición animal

Autor Joanna Sikorska
Tiempo de lectura 6 minut
Fecha de publicación 19 diciembre 2022

¿Qué es la lisina?

La lisina es un compuesto químico orgánico. Pertenece a los aminoácidos y, más concretamente, a los aminoácidos esenciales, es decir, los que no produce el cuerpo humano, aunque son esenciales para su buen funcionamiento. La lisina libre se denomina L-lisina.

La lisina se encuentra principalmente en los alimentos zoonóticos. Por esta razón, los vegetarianos y los veganos, pero también las personas que siguen dietas restrictivas, son los que más riesgo corren de padecer una carencia de lisina. Las fuentes de este aminoácido incluyen alimentos como los huevos, el queso, las aves de corral y la carne roja, el pescado, pero también las legumbres y los frutos secos. La lisina también puede obtenerse a escala industrial a partir de la caprolactama. Suele presentarse en forma de polvo blanco. ¿Quiere saber más sobre el aminoácido lisina? Sigue leyendo para conocer sus usos.

Lisina – funciones

La lisina tiene muchas funciones en el cuerpo humano. Tiene un gran impacto en el sistema óseo y las articulaciones, ya que es uno de los aminoácidos que intervienen en la síntesis de proteínas de colágeno y, además, favorece la absorción de calcio. Al contribuir a la formación de colágeno, también aporta elasticidad y firmeza a la piel.

Además, la lisina interviene en la producción de L-carnitina, un compuesto responsable de la aceleración del metabolismo de las grasas, la regulación muscular y la producción de energía. Por lo tanto, es bueno para las personas que pierden peso, pero también para los atletas que entrenan intensamente para aumentar la masa muscular.

La lisina también tiene un efecto protector sobre el sistema cardiovascular, ya que mantiene la estructura normal de las paredes arteriales. También interviene en la producción de anticuerpos, es decir, refuerza la labor del sistema inmunitario. Además, inhibe la producción de arginina, que limita el desarrollo del virus del herpes simple.

Además, la lisina tiene un efecto sobre la concentración mental: ayuda con el estrés y la ansiedad. Si la lisina se combina con otros antioxidantes, por ejemplo la vitamina C, previene la formación y propagación de células cancerosas.

Lisina – aplicaciones

Como la lisina tiene muchas funciones en el cuerpo humano, se utiliza en productos farmacéuticos. Este aminoácido no es producido por el ser humano, por lo que si no se suministra en cantidades adecuadas en la alimentación, debe suplementarse. De esto se aprovecha la industria farmacéutica, que produce muchos tipos de suplementos que contienen lisina.

La lisina también se utiliza en la industria cosmética. Interviene en la formación de Colágeno, y tiene un efecto sobre el bienestar de la piel, por lo que se puede encontrar en muchos cosméticos, como productos antiarrugas, o lociones para prevenir el herpes. La lisina también se utiliza en cosméticos diseñados para combatir el acné, acelerando su curación.

Sin embargo, el uso más común de la lisina es añadirla a los piensos para el ganado. Los animales, al igual que los humanos, no pueden producir lisina por sí mismos, y tampoco hay suficiente cantidad de este aminoácido en los piensos ordinarios. Por lo tanto, debe suministrarse como ingrediente dietético o como aditivo alimentario si los ganaderos quieren obtener mejores resultados de producción.

Lisina para piensos - nutrición animal

Lisina para piensos – nutrición animal

La lisina se añade a las raciones alimentarias de aves de corral, vacas lecheras, cerdos y peces, especialmente cuando su contenido a partir de otras fuentes proteicas como la harina de soja y el maíz es insuficiente. Como aminoácido que interviene en la síntesis de proteínas, ayuda a optimizar los índices de crecimiento de los animales o a aumentar la producción de leche. También se refuerza la inmunidad de los animales. Además, la lisina en los piensos reduce la gravedad, el tiempo de tratamiento y la recurrencia del herpes zóster en los animales. La lisina producida a escala industrial es totalmente digerible por los animales, pero no debe utilizarse durante demasiado tiempo, ya que puede provocar cálculos biliares o problemas renales.

El uso de lisina en los piensos no sólo es beneficioso para la salud animal, sino también para el bolsillo del ganadero y el medio ambiente. Esto se debe a que el uso de este aminoácido permite prescindir de materias primas más caras, como la harina de soja. Esto reduce las emisiones de nitrógeno al medio ambiente.

¿Por qué Foodcom?

Nuestro gran equipo de apoyo a las ventas ayudará a nuestros comerciantes a llevar a cabo los contratos y acuerdos comerciales de una manera fluida y eficiente para garantizar la mejor calidad de servicio a todos nuestros socios comerciales. Nuestro equipo de logística se encargará del transporte y el departamento financiero será responsable de todos los asuntos relacionados con la parte financiera del acuerdo. No lo dude. Póngase en contacto con nosotros.