Yara International inaugura una planta de hidrógeno renovable en Noruega

Autor
Foodcom Experts
12.06.2024
3 min de lectura
Yara International inaugura una planta de hidrógeno renovable en Noruega
Resumen
Índice
  • Yara International inicia la producción de fertilizantes que contienen «amoníaco verde» producido con hidrógeno renovable.
  • Se ha inaugurado una planta de hidrógeno renovable de 24 MW en Herøya (Noruega).
  • Yara reduce continuamente las emisiones de CO2 de sus fábricas. El siguiente paso en la descarbonización de la producción es el uso de la tecnología CCS.

Nueva planta de amoníaco renovable en el parque industrial de Herøya

La empresa noruega de fertilizantes Yara International inaugura su fábrica de amoníaco renovable en Herøya. Yara lleva trabajando en el uso de tecnologías renovables para la producción de fertilizantes desde 2019. La inauguración oficial de la fábrica tuvo lugar el 10 de junio. Tuvo lugar en presencia del primer ministro noruego, Jonas Gahr Støre.

La fábrica será una de las mayores de su clase en Europa. Producirá fertilizantes a partir de amoníaco renovable con bajas emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Hasta ahora, para producir amoníaco se utilizaba hidrógeno producido a partir de combustibles fósiles, mientras que la nueva planta de 24 MW de Yara utilizará para ello hidrógeno renovable producido por electrólisis del agua con energía renovable. Esta solución permite producir el llamado «amoníaco verde» y reducir las emisiones de CO2 en 41.000 toneladas al año.

Las primeras toneladas de fertilizante producidas en la nueva planta ya se han entregado a Lantmännen, con quien Yara ha establecido una asociación. El fertilizante de baja huella de carbono producido por Yara formará parte de la nueva oferta de la empresa denominada Yara Climate Choice.

Yara y la misión de la empresa para el desarrollo sostenible con emisiones reducidas de CO2

Durante años, los esfuerzos de Yara se han centrado en la protección del clima y en la agresiva descarbonización de la industria. La empresa no tiene miedo de invertir en el medio ambiente, reconociendo el problema de las altas emisiones de CO2 en las industrias intensivas en energía, pero también su oferta competitiva en el mercado de fertilizantes bajos en carbono.

Yara ya ha reducido sus emisiones de CO2 en un 45% desde 2005. La empresa sigue buscando nuevas soluciones, como el uso de energías renovables, la producción de hidrógeno verde y el uso de tecnología CCS, es decir, captura y secuestro de carbono. El uso de CCS es el siguiente paso en el desarrollo ecológico de la empresa. En 2023, Yara firmó un acuerdo con Northern Light para el transporte y almacenamiento del dióxido de carbono producido en la planta de Sluiskil, en los Países Bajos. Esto reducirá las emisiones anuales de CO2 de la planta en 800.000 toneladas.

Más información «Urea»
Urea
670 EUR
1.52%